viernes, 17 de enero de 2014

Respondiendo a los anti-vacuna


Existe un movimiento global que se opone a la vacunación. En la Argentina están representados por el Grupo Vacunas, organismo liderado por Eduardo Yahbes, quien también es un reconocido homeópata en el país.

Esta gente tiene en su sitio web una lista de "mitos de la vacunación" en donde recogen los argumentos de un individuo de dudosa reputación llamado Alan Phillips que no es médico ni científico, sino abogado.

Sirva esta refutación como refutación general a todas las mentiras peligrosas que dispersan estos criminales en potencia.

En itálica van los comentarios de los anti-vacunación, en negrita mi respectiva respuesta. En negrita e itálica las citas textuales que yo usaré.

Mito 1
"Las vacunas son la razón principal de la baja en los índices de las enfermedades infecciosas"
De acuerdo a la Asociación Británica para el Avance de la Ciencia las enfermedades infantiles decrecieron 90% entre 1850 y 1940, paralelamente a las mejores condiciones sanitarias, mucho antes de los programas de vacunación obligatoria. Las muertes por enfermedades infantiles en EE.UU. e Inglaterra declinaron 80% antes de la vacunación.
Sería bueno que nos informen cuál es el artículo de la Asociación Británica para el Avance de la Ciencia que afirma tal cosa, que informen cuáles son esas "enfermedades infantiles" que decrecieron y que nos muestren los gráficos que acrediten tal conclusión. También sería bueno que nos informen las evidencias de ese declive del 80% en EEUU e Inglaterra, ya que lo informan sin fuentes ni marco cronológico

En Gran Bretaña el pico epidémico de polio fue en 1950 y había declinado 82% al momento en el cual la vacuna se introdujo en 1956. Otras enfermedades como la escarlatina o varicela se han transformado en enfermedades leves comparada con las características que tenían en sus comienzos. Para esta última recién en los últimos años se ha comenzando a vacunar.
Nuevamente hablan sin aportar datos ni información sobre ese declive del 82%. Vamos a las cifras


Vemos el gráfico como a partir del pico de comienzos de 1950 la enfermedad prácticamente desapareció después de la introducción de la vacuna.

Con respecto a la varicela omiten nombrar que esa enfermedad también sufrió un declive en los últimos años.

Nuevamente omiten hablar de lo más importante: El marcado declive de las enfermedades a partir de la implementación de las vacunas.

La Organización Mundial de la Salud reporta que las cifras de enfermedad y mortalidad en países del tercer mundo no tienen correlación directa con los procedimientos inmunizantes.
¿Según que OMS? Porque la OMS que todos conocemos afirma exactamente lo contrario 

In developing countries, more vaccines are available and more lives are being saved. For the first time in documented history the number of children dying every year has fallen below 10 million – the result of improved access to clean water and sanitation, increased immunization coverage, and the integrated delivery of essential health interventions. 
More vaccines have been developed and others are already in the late stages of clinical trials, making this decade the most productive in the history of vaccine development. More money is available for immunization through innovative financing mechanisms. And more creative energy, knowledge, and technical know-how is being put to use through the development of public-private partnerships – forged to  help advance the immunization-related global goals.

En los países en desarrollo, más vacunas están disponibles y más vidas están siendo salvadas. Por primera vez en la historia documentada el número de niños que mueren cada año ha caído por debajo de los 10 millones -  resultado de la mejora del acceso al agua y su saneamiento, el aumento de la cobertura de inmunización y la prestación integrada de intervenciones esenciales de salud.
Más vacunas se han desarrollado y otras están en las últimas etapas de los ensayos clínicos, haciendo esta década la más productiva en la historia del desarrollo de las vacunas. Más dinero está disponible para la inmunización a través de mecanismos innovadores de financiamiento. Y más energía creativa,  conocimiento y know-how técnico está siendo puesto en uso a través de la creación de asociaciones público-privadas - forjadas para ayudar a avanzar los objetivos mundiales relacionados con la inmunización.

Todos sabemos por experiencia familiar y profesional que quienes padecen de paperas generalmente habían sido inmunizados para la misma con la vacuna triple viral, pero lo habitual es que estos casos no sean denunciados. En Nueva York solamente el 3,2% de los pediatras reportan los casos de sarampión al departamento de salud.
Es el caso de la vacuna hecha con la cepa Rubini que hace años fue demostrada como inútil. Por eso fue reemplazada por otras de mayor eficacia.

Es importante señalar que se comprobó que en la gran mayoría de los países donde se comienza a inmunizar con antipolio (vacuna Sabin o Salk) o antidiftérica, aumentan significativamente los casos de estas enfermedades, que se pretendían prevenir.
¿En cuáles países? Porque cualquier estadística muestra que en los países en donde se hicieron planes masivos de vacunación la enfermedad esta prácticamente erradicada, excepto por brotes aislados. Eso no es "aumentar significativamente", ya que la tendencia es de declive. ¿Por qué mienten con tanta impunidad?

No existe una vacuna antidiftérica. Si existe la vacuna DTP que previene la difteria, la tos convulsa (llamada también tos ferina o coqueluche) y el tétanos.

En síntesis, nada permite afirmar que las vacunaciones han hecho desaparecer o retroceder las epidemias: todo lleva a pensar que la evolución de éstas nada tiene que ver con las vacunas.
Me permito dudar de la capacidad de síntesis y de razonamiento de quien escribió este documento.

Mito 2
"Las vacunas son muy efectivas"
La literatura médica tiene un sorprendente número de estudios que documentan el fracaso de las vacunas. Brotes de sarampión, paperas, varicela, polio, coqueluche y por haemophilus influenza, han ocurrido en poblaciones vacunadas [2,3,4,5,6]. En 1989 el Centro de Control de Enfermedades (CDC norteamericano) informa: "Entre niños en edad escolar han ocurrido brotes de sarampión con niveles de vacunación mayores al 98% [7] y hasta con 100%. Esto ha ocurrido en distintas partes del país, incluyendo áreas que no habían reportado sarampión por años" [8].
Omiten mencionar que la mayoría de las víctimas de ese brote no estaban vacunados. Y que entre quienes estaban vacunados hubo errores al vacunar, como aplicar una sola dosis y no hacerlo correctamente. Más información aquí.

Japón experimentó un incremento anual de varicela siguiendo a la introducción de la vacuna. En la República de Omán durante 1989 se produjo un brote diseminado de polio después de seis meses de haberse arribado a una completa vacunación (98%) [9].

3 doses of OPV reduced the risk of paralysis by 91%; vaccine failures could not be explained by failures in the cold chain nor on suboptimum vaccine potency. Cases and controls had virtually identical type 1 neutralising antibody profiles, suggesting that poliovirus type 1 circulation was widespread. Genomic sequencing indicated that the outbreak strain had been recently imported from South Asia and was distinguishable from isolates indigenous to the Middle East. 

3 dosis de la vacuna antipoliomielítica oral reduce el riesgo de parálisis en un 91%; los fracasos de la vacuna no se pueden explicar por fallos en la cadena de frío ni de potencia de la vacuna subóptima. Los casos y controles tenían prácticamente el mismo tipo 1 neutralizador de perfiles de anticuerpos, lo que sugiere que la circulación de poliovirus tipo 1 era generalizada. La secuencia genómica indicó que la cepa del brote había sido recientemente importado de Asia del Sur y se distinguía de los aislamientos nativos del Medio Oriente.


¿Información sobre Japón? Yo tengo la siguiente:

Although there has been concern about waning immunity, follow-up evaluations of children immunized during prelicensure clinical trials in the United States revealed protection for at least 11 years, and studies in Japan indicated protection for at least 20 years.

Aunque ha habido preocupación por disminución de la inmunidad, evaluaciones de seguimiento de los niños vacunados durante los ensayos clínicos previos a la autorización de los Estados Unidos revelaron una protección por lo menos durante 11 años, y los estudios en Japón indican protección durante al menos 20 años.

Quiero creer que estos "anti-vacuna" no se basan en apreciaciones de corto plazo.

En EE.UU. en 1986, 90% de 1.300 casos de tos convulsa (coqueluche) en Kansas estaban adecuadamente vacunados [10]. En Chicago durante 1993 el 72% de los casos de coqueluche estaban al día con su vacunación [11].
Si los brotes son noticia es porque la enfermedad ya no es tan común ni peligrosa como antaño. ¿Por qué será?


For 1987 and 1988, the age-specific incidence rates were similar to those for 1984 and 1985. From 1986 through 1988, as in previous years, infants were at highest risk for pertussis and pertussis-associated complications. Two thirds of the pertussis cases reported during that period in children aged 7 months to 4 years could potentially have been prevented by age-appropriate vaccination. 

Para 1987 y 1988, las tasas de incidencia específicas por edad fueron similares a los de 1984 y 1985. De 1986 a 1988, como en años anteriores, los niños estaban en riesgo más alto para la coqueluche y las complicaciones asociadas. Dos tercios de los casos de coqueluche reportados durante ese período en niños de 7 meses a 4 años podrían potencialmente haber sido prevenidos por la vacuna apropiada para la edad.


Supplemental reports about vaccination status and complications were available for 744 (13.6%) cases. Of 596 persons for whom vaccination status was known, 368 (61.7%) had received fewer than three doses of diphtheria and tetanus toxoids and pertussis vaccine (DTP) *. Of 207 children aged 7 months-4 years who were "age-eligible" to have received three doses of DTP, 33 (15.9%) had received no doses, and 97 (46.9%) had received fewer than three doses.

Informes suplementarios sobre el estado de vacunación y sus complicaciones estuvieron disponibles para 744 Casos (13,6%). De 596 personas de las que se conoce el estado de vacunación, 368 (61,7%) habían recibido menos de tres dosis de toxoides diftérico y tetánico y vacuna contra la coqueluche (DTP) *. De 207 niños de 7 meses a 4 años, la cual era "la edad elegible" para haber recibido tres dosis de DTP, 33 (15,9%) no habían recibido ninguna dosis, y 97 (46,9%) habían recibido menos de tres dosis.

Problemas relacionados con una edad incorrecta o una falta de refuerzo de dosis.

Para la BCG existe un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud en la India, a gran escala, que revela que esta vacuna no es efectiva contra la tuberculosis (Salud Mundial, abril de 1980).
Efectivamente ese estudio existe pero las conclusiones no son esas: No es lo mismo concluir "la BCG no funcionó en determinada zona" que "revelar" que "la BCG no sirve". Pero quien mejor que la propia OMS para aclararlo:

Noting that, although the trial of BCG vaccines in south India showed a failure to protect against bacillary pulmonary tuberculosis, there is sufficient evidence from many countries of the effectiveness of BCG vaccination.

Tomando nota que, aunque el ensayo de la BCG en el sur de la India mostró una falta de protección contra la tuberculosis pulmonar bacilar, hay suficiente evidencia de muchos otros países de la efectividad de la BCG.

Comparando los casos de tétanos entre la primera y segunda guerra mundiales, se comprueba que la disminución en el porcentaje se debió más al cuidado de las heridas que a la vacunación (Salud e infección, Fernand Delarue, México, 1980).
Según el pseudocientífico Fernand Delarue que ni siquiera es científico, es ensayista literario.

En síntesis, las evidencias sugieren que las vacunaciones tienen un rol irrelevante en la prevención de las enfermedades infectocontagiosas.
Si, las "evidencias".


Mito 3
"Las vacunas son seguras"
El Sistema de Reporte de Efectos Adversos de las Vacunas (VAERS de EE.UU.) recibe 11.000 denuncias anuales de reacciones adversas, alrededor de 1% de las cuales equivalen a muertes. La mayoría de las muertes son atribuidas a la vacuna anticoqueluchosa, la P de la vacuna DPT (Difteria-Pertussis-Tétanos). La FDA (Administración de Drogas y Alimentos) estima que solamente alrededor de un 10% de las reacciones adversas son informadas, un guarismo también sostenido por dos investigaciones del NVCI (Centro Nacional de Investigaciones Vacunales). Estos hallazgos sugieren que las muertes por vacunas están por encima de 1.000 cada año.
Y enhorabuena que exista ese Sistema de Reporte, es un método ideal para perfeccionar las vacunas.

Si hablamos de "estimaciones" y "sugerencias"...

Estudios internacionales muestran que las vacunas son causa del Síndrome de Muerte Súbita Infantil (SMSI), cuyo pico acontece entre los 2 y 4 meses, precisamente cuando comienza el plan de vacunación. También hay estudios que afirman lo contrario, al señalar que ello es debido a una coincidencia entre el SMSI y la edad de vacunación. Sin embargo en Japón a mitad de la década del 70 se pasó la edad para comenzar a vacunar de los 2 meses a los 2 años, y la incidencia de SMSI cayó dramáticamente.
Que hablen los que saben:

P: ¿Podemos hacer algo para prevenir el SMSL?

R : En la actualidad, no existe forma de predecir qué bebés morirán a causa del SMSL. Sin embargo, los padres deben respetar un conjunto de recomendaciones que ayudarán a disminuir el riesgo y a que sus bebés puedan crecer de la forma más saludable.

Controles pediátricos frecuentes : Los padres deben llevar al bebé al pediatra para sus controles de rutina. Además, deben respetar el calendario de vacunación. 


From 2 to 4 months old, babies begin their primary course of vaccinations. This is also the peak age for sudden infant death syndrome (SIDS). The timing of these two events has led some people to believe they might be related. However, studies have concluded that vaccinations are not a risk factor for SIDS.

De 2 a 4 meses de edad, los bebés comienzan su ciclo primario de vacunación. Esta es también la edad máxima para el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). El calendario de estos dos acontecimientos ha llevado a algunas personas a creer que podrían estar relacionados. Sin embargo, los estudios han llegado a la conclusión de que las vacunas no son un factor de riesgo de SIDS.


Actualmente se está vacunando desde la etapa neonatal con BCG y vacuna contra hepatitis B, con el equivalente, para un adulto de 70 kilos, de 10 cm3 de la primera y 5 cm3 de la segunda. 
Se considera que uno en 175 niños que completaron las series de DPT sufren severas reacciones [12], entre las que se encuentran trastornos convulsivos (1 en 300) [13].
There are significantly elevated risks of febrile seizures on the day of receipt of DTP vaccine and 8 to 14 days after the receipt of MMR vaccine, but these risks do not appear to be associated with any long-term, adverse consequences.

Hay un riesgo significativamente elevado de convulsiones febriles el día que se recibe la vacuna DPT y entre 8 y 14 días después de la recibir la vacuna MMR, pero estos riesgos no aparecen asociados con ninguna consecuencia a largo plazo.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC320893/

Es llamativo que en Inglaterra, Gales y Alemania del Oeste tuvieron más casos fatales de tos convulsa en los años 70, cuando la proporción de inmunización fue alta, comparada con la década del 80, cuando la proporción había descendido [13].
No tengo datos de Alemania del Oeste, pero si de Inglaterra y Gales. Y no coinciden para nada con esas apreciaciones. Es exactamente al revés:


Se considera que el costo por indemnizaciones del programa federal de compensación por efectos adversos vacunales (NIVCP) asciende a 90 millones anuales en los Estados Unidos.
¿Quién lo "considera"?

La agencia de Salud y Asistencia Humana de California reveló un incremento del 273% en el diagnóstico de autismo en la pasada década. Para el Instituto de Investigación y Tratamiento del autismo el incremento de las vacunaciones en los niños pequeños es un co-factor contribuyente en el desarrollo de esta enfermedad. Muchos niños sanos antes de ser vacunados y que desarrollaron comportamientos autísticos también mostraron signos de disfunción del sistema inmune. Los estados de Florida, Maryland y New Jersey reportaron similar incremento de esta patología.
Ay, el famoso mito del autismo. Como no tengo ganas de escribir, sencillamente dejo 5 links a 5 informes distintos que refutan esta mentira: [1] [2] [3] [4] [5] y aquí algo de información en español.

Investigaciones efectuadas en 1998 y 1999 mostraron, luego de la administración de la vacuna contra hepatitis B (producida con nuevas técnicas de ingeniería genética), la aparición de procesos artríticos, daño muscular y nervioso, pérdida de visión y de memoria, síndrome de fatiga crónica, polineuropatía desmielinizante y también el fallecimiento de bebés a las horas de recibirla. Con la vacuna contra la gripe o influenza pueden darse casos similares. 
Por el momento, el GACVS ha informado a la OMS de que las pruebas y argumentos presentados por [el dóctor M.A.] Hernán et al son insuficientes para respaldar la hipótesis de una relación entre la vacunación contra la hepatitis B y la EM [esclerosis múltiple], y no justifican la interrupción o modificación de los programas de vacunación contra la hepatitis B. Se ha comprobado que estos programas producen un efecto muy beneficioso para la salud pública en todo el mundo.

Este informe es del 2004 y no hay hasta donde se ningún estudio que demuestre que si existe esa relación. Salvo, claro, las fuentes de conspiraciones y pseudocientíficos que conocen los anti-vacuna

Veamos que acontece con la diabetes Tipo I (insulinodependiente). Se la considera una enfermedad cuya susceptibilidad puede ser hereditaria pero donde los factores medio ambientales pueden iniciar su desarrollo [14], entre ellos, infecciones virales y la presencia de procesos autoinmunes [15, 16].
Entre las vacunas a las cuales se las vincula al desencadenamiento de esta enfermedad se encuentran la vacuna anticoqueluchosa [17], la vacuna contra la rubéola [18, 19], que se administra junto a la de paperas, que también puede ser un factor desencadenante [20]. Estos procesos se desarrollan con un período de latencia entre 2 a 5 años. La vacuna antisarampionosa que es la que completa la llamada MMR no estaría involucrada en este padecimiento. En cuanto a la vacuna para haemophilus influenza B (Hib) se observó en 114.000 niños finlandeses que aquellos que habían recibido 4 dosis tuvieron una alta incidencia de diabetes Tipo 1 comparado con quienes habían recibido una sola dosis. Barthelow Classen informó del incremento de Diabetes insulinodependiente luego de un programa de vacunación contra hepatitis B en Nueva Zelanda, a partir de 1988 [21].
Tesis ya refutada:



En 1996 investigadores de la Universidad de Tel Aviv admiten que algunas vacunas pueden ser desencadenantes de procesos autoinmunes y que ello ha recibido poca atención en los estudios clínicos y de laboratorio. Tales vacunas son las de influenza (gripe), hepatitis A, hepatitis B, rabia, tétanos, MMR y polio oral. Dentro de estas enfermedades se encuentran la artritis, púrpura, lupus y afectaciones del sistema nervioso como neuritis, desmielinización, miastenia gravis y síndrome de Guillain-Barré.
Yo tengo este informe de la Universidad de Tel Aviv que afirma cosas similares a esas, pero concluye con lo siguiente:

1. Vaccination has greatly improved the quality and lenght of life by reducing morbidity and mortality, especially in children but also in adult population. The available epidemologic data are reassuring although we must stay vigilant particularly with some of the newer vaccines to which there are no long-term post-marketing data.
2. There are clear data that vaccination can potentially induce autoinmune effects but, fortunately, most of them do not cause a frank autoinmune disease. 
3. The only case in which there is almost a complete agreement that vaccination can cause an autoinmune disease is induction of GBS after influenza vaccination. Nevertheless, even in this case the incidence is low and has been declining last few years.
4. We are as yet unable to identify those who are prone to develop these complications. It is apparent that susceptibility to vaccine-induced autoinmunity would be determined by genetics predispositions, which further illustrates the concept of "the mosaic of autoinmunity."
5. Although surveillance systems in many countries watch carefully the data concerning the safety of vaccinations, investigations are required to reach firmer decisions, especially since its surprising that simple subunit vaccines have been proposed as a cause for such autoinmune effects.

1. La vacunación ha mejorado en gran medida la calidad y la duración de la vida mediante la reducción de la morbilidad y la mortalidad, especialmente en los niños, pero también en la población adulta. Los datos epidemológicos disponibles son tranquilizadores , aunque debemos permanecer vigilantes sobre todo con algunas de las vacunas más nuevas de las que no hay información a largo plazo luego de su comercialización.
2. Hay datos claros de que la vacunación puede potencialmente inducir efectos autoinmunes , pero , afortunadamente, la mayoría de ellos no causan una enfermedad autoinmune franca .
3. El único caso en el que hay casi un acuerdo completo que la vacunación puede causar una enfermedad autoinmune es la inducción del SGB después de la vacunación contra la gripe. Sin embargo , incluso en este caso la incidencia es baja y ha disminuido los últimos años.
4. Somos todavía capaces de identificar a aquellos que son propensos a desarrollar estas complicaciones. Es evidente que la susceptibilidad a la autoinmunidad inducida por la vacuna sería determinado por predisposiciones genéticas, lo que ilustra mejor el concepto de "el mosaico de autoinmunidad."

5. Aunque los sistemas de vigilancia en muchos países observan cuidadosamente los datos sobre la seguridad de las vacunas, las investigaciones son necesarias para llegar a decisiones más firmes , sobre todo porque essorprendente que las vacunas de subunidades simples se han propuesto como una causa para tales efectos autoinmunes.

Ha sido reconocido que la vacuna Sabin ha tenido un contaminante viral del mono, donde solía prepararse la vacuna, denominado SV40 o virus simio 40. Este virus tiene una gran capacidad para producir tumores malignos de distinta naturaleza (cerebrales, óseos, linfáticos).
Un defecto que ya fue corregido hace más de 50 años. Y agrego:

After more than 30 years of follow-up, exposure to SV40-contaminated poliovirus vaccine was not associated with significantly increased rates of ependymomas and other brain cancers, osteosarcomas, or mesotheliomas in the United States.

Después de más de 30 años de seguimiento, la exposición a la vacuna contaminada con el virus SV40 no estaba asociada con el incremento significativo de las tasas de ependimomas y otros cánceres cerebrales, osteosarcomas o mesoteliomas en Estados Unidos.


Un hecho interesante fue lo acontecido con la vacuna BCG, aplicada por Calmette y Guerin en 1928 a la población dinamarquesa de la isla de Bornholm. A los 20 años se notó un descenso de la tuberculosis, en la misma magnitud que en zonas que no recibieron esta vacuna. Pero llamó la atención que en 1952 apareció súbitamente una enfermedad neurológica descripta por el Dr Lépine y denominada por él como "enfermedad de Bornholm" que sólo se presentó en quienes habían recibido la vacuna ("El peligro vacunal". Florencio Escardó).
Y sin embargo esa enfermedad de Bornholm no apareció nunca en ningún otro lado donde se haya aplicado la BCG.

Aparte de los elementos biológicos las vacunas contienen una serie de sustancias que pueden tener un efecto tóxico como el Timerasol (compuesto mercurial), hidróxido de aluminio, formaldehído y ácido acetilsalicílico. A los 6 meses de edad un bebé, si cumple con las vacunas recomendadas, recibe una dosis de mercurio que excede los límites aceptados. Recientemente Gran Bretaña retiró una vacuna contra la polio al descubrir que se la cultivaba a partir de suero bovino producido cuando la "enfermedad de la vaca loca" estaba en su punto álgido. Sir Richard Southwood alertó de que el peligro de "infección" era moderadamente alto, en contra de la opinión de las autoridades ( La Nación, 20 de diciembre de 2000). 
¿Supone un riesgo para la salud el tiomersal presente en las vacunas?

La OMS, y en particular su Comité Consultivo Mundial sobre Seguridad de las Vacunas (GACVS), un grupo asesor de expertos independientes, han examinado detenidamente durante más de 10 años los datos científicos acerca del uso del tiomersal como conservante de las vacunas. El GACVS ha llegado repetidamente a la misma conclusión, a saber, que no hay pruebas de que la cantidad de tiomersal utilizada en las vacunas suponga un riesgo para la salud. Otros grupos de expertos (el Instituto de Medicina y la Academia de Pediatría de los EE.UU, el Comité de Seguridad de los Medicamentos del Reino Unido y la Agencia Europea de Medicamentos) han llegado a conclusiones similares.


En síntesis, las vacunaciones son causa significativa de invalidez y muerte.
Por lo visto no.

Mito 4
"Las enfermedades comunes de la infancia  son extremadamente peligrosas"
En el momento actual las enfermedades comunes de la infancia tienen pocas consecuencias, son benignas y autolimitadas. En realidad en países del tercer mundo, las complicaciones dependen del estado nutritivo y sanitario de la población infantil. Por otra parte la naturaleza transitoria de la inmunización por las vacunas, para aquellas que tienen alguna efectividad, hace que las enfermedades se padezcan en edad adulta, lo que conlleva mayor gravedad. En cambio las enfermedades naturales dan una inmunidad sólida.
Se ha observado que quienes no han padecido sarampión tienen mayor incidencia de ciertas enfermedades de piel o degenerativas de cartílago y hueso. Es un hecho observado que luego de las enfermedades agudas comunes, los niños sufran un crecimiento y maduración significativos.
En síntesis, el peligro de las enfermedades infantiles está exagerado para atemorizar a los padres y lograr que vacunen a sus hijos.
Será por las vacunaciones. Son tan incompetentes que dan un perfecto ejemplo de porque las vacunas si sirven. Entonces viene la pregunta ¿por qué vacunarlos contra enfermedades que ya no son extremadamente peligrosas? Fácil: Para que no vuelvan a serlo y resistir los brotes en caso que los haya.


Mito 5
"Las vacunas tienen una sólida base teórica y práctica"
El fundamento de las vacunaciones es su capacidad de estimular la producción de anticuerpos en el receptor. Pero no queda claro si esta producción de anticuerpos constituye una real cobertura inmunológica. Niños con agamma globulinemia, que son incapaces de producir anticuerpos, se recuperan de las enfermedades comunes de la infancia casi tan rapidamente como los otros niños [22].
Los niños con agammaglobulinemia son excepcionales. Con el resto de las personas si es así.

Un estudio publicado por el Consejo Médico Británico (BMC) en 1950 reportaba que durante una epidemia de difteria no había habido relación entre el recuento de anticuerpos y la incidencia de la enfermedad. Los investigadores encontraron resistencia en personas con cifras muy bajas de anticuerpos y enfermos con un alto nivel de los mismos [23].
Un informe de hace más de 60 años. Yo tengo uno más global.


Téngase en cuenta que la vacuna se introdujo en 1940

La inmunización natural es un fenómeno complejo que involucra a varios órganos y sistemas, que no pueden ser replicados en su totalidad por una estimulación artificial. En realidad las vacunas sólo pueden en el mejor de los casos generar una inmunidad específica hacia los elementos que componen la vacuna, haciendo que el receptor sea incapaz de reaccionar a una infección diferente [24].
El concepto erróneo de que “la inmunidad natural es mejor que la inmunidad adquirida con la vacuna”

Algunas personas argumentan que la inmunidad adquirida por sobrevivir a una infección natural brinda mejor protección que la que brindan las vacunas. Si bien es cierto que la inmunidad natural perdura más tiempo, en algunos casos, que la inmunidad inducida por las vacunas, los riesgos de una infección natural sobrepasan los riesgos que provoca la inmunización en cada vacuna recomendada.

Por ejemplo, la infección por sarampión silvestre provoca encefalitis (inflamación del cerebro) en una de cada 1,000 personas infectadas, y mata a dos de cada 1,000 personas infectadas. Sin embargo, la vacuna conjugada MMR (sarampión, paperas y rubéola) resulta en encefalitis o una reacción alérgica grave en sólo una de cada millón de personas vacunadas, y al mismo tiempo previene la infección por sarampión. Los beneficios de la inmunidad adquirida con la vacuna superan extraordinariamente los riesgos graves de la infección natural, aun en casos donde se requieren refuerzos para mantener la inmunidad.

Además, las vacunas contra Hib (Haemophilus Influenzae tipo b) y tétanos brindan una protección más eficaz que la infección natural.


Otro de los elementos teóricos de la vacunación señala que la "cobertura poblacional", en la cual un gran porcentaje de personas han sido vacunadas, asegura la protección. Sin embargo como vimos anteriormente (Mito 2), se han visto epidemias con coberturas de hasta un 100% [25].
Primero que nada, la fuente de este dato dice ser Archive of Internal Medicine. 154(16): 1815-20 ¿yo entiendo mal o citaron algo de comienzos del siglo XIX?

Por otro lado, esos casos de "coberturas de hasta un 100%" tenían sus fallos. Ya lo hemos visto en la refutación al Mito 2.

Un funcionario epidemiólogo de Minnesota concluye que la vacuna contra haemophilus (Hib), al igual que lo sostenido en congresos de pediatría, incrementa el riesgo de padecer la enfermedad en contraste con los no vacunados.
Claro, un "funcionario epidemiólogo de Minnesota" contra la evidencia en EEUU y el Reino Unido.

Finalmente se asume que todos los vacunados responderán de la misma manera sin tener en cuenta factores raciales, sociales, nutritivas e individuales. Hace unos años se efectuaron campañas de vacunación en la zona norte de Australia lo que incrementó la mortalidad infantil en un 50%, probablemente por el déficit en la población aborigen de vitamina C [26].
No tengo datos que confirmen o refuten esta afirmación, pero es posible que sea así. Eso no quita ni resta nada en la efectividad de la vacunación.

En el New England Journal of Medicine se publicó que un significativo número de niños Rumanos desarrollaron polio secundaria a la vacunación y vinculable a la administración inyectable de antibióticos previa a las mismas. A mayor cantidad de inyecciones mayor es el riesgo.
Dice el New England Journal of Medicine en su artículo:

In Romania, as well as other countries where intramuscular injections are a popular means of administering medications to young children, a concerted effort will be required to decrease reliance on injectable preparations. The high population attributable risk for any intramuscular injection given within 30 days before the onset of paralysis suggests that the replacement of intramuscular antibiotics for use in infants with either oral or intravenous preparations may reduce the risk of vaccine-associated poliomyelitis in Romania to a level similar to that in other countries.

En Rumania, así como en otros países en los que las inyecciones intramusculaes son un medio popular de administrar medicación a niños jóvenes, se requerirá un esfuerzo concertado para reducir la dependencia de preparaciones inyectables. El alto riesgo atribuido a la población por cualquier inyección intramuscular dada 30 días antes del inicio de la parálisis sugiere que el remplazo de antibióticos intramusculares usados en lactantes por preparados orales o intravenosos podría reducir el riesgo de la poliomelitids asociada la vacunación a níveles similares a los de otros países.

Nuevamente, errores en la aplicación de la vacuna. Se utilizaba una intramuscular en vez de una intravenosa y una oral.

En síntesis, la mayoría de los supuestos que avalan el uso de las vacunas resultan falsas, ante las evidencias recogidas por los investigadores.
¿Cuáles "investigadores?"


Mito 6
"El control de la polio fue uno de los grandes sucesos debido a la acción de las vacunas"
En Nueva Inglaterra se reportaron incrementos de polio un año posterior al comienzo de la introducción de la vacuna Salk. Al igual que en Río de Janeiro donde de una cifra histórica de 80 casos de polio se pasó a 700 al comienzo de la vacunación Salk y a 1200 luego de la introducción de la Sabin en 1965. En Massachussets en el año 1959, 77.5% de los casos de parálisis habían recibido 3 dosis de Salk o VIP (Vacuna Inyectable de Polio). Durante 1962 en el Congreso Estadounidense el Dr Bernard Greenberg, jefe del Departamento de Bioestadística de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Carolina del Norte, testificó que no sólo los casos de polio se habían incrementado sustancialmente (50% de 1957 a 1958 y 80% de 1958 a 1959) luego del inicio de la vacunación obligatoria, sino que las cifras habían sido manipuladas por el Servicio de Salud Pública para dar una impresión opuesta [27]. En concordancia con esto la investigadora Viera Scheibner considera que el 90% de los casos de polio fueron eliminados de las estadísticas oficiales luego del comienzo de la vacunación. Miles de casos de meningitis viral o aséptica son diagnosticados en los EE.UU., previamente a la vacunación se los diagnosticaba como polio.
Pero claro, es muy sencillo basarse en datos eliminados (?).

Si bien no tengo a mano las cifras sobre el efecto de la vacuna Salk en Nueva Inglaterra (aunque Massachusets es parte de Nueva Inglaterra) si tengo claro que la vacuna Salk, a pesar de su éxito, tuvo muchas limitaciones, que incluyeron el famoso incidente Cutter. Por lo tanto ver los efectos a corto plazo dentro de la década del 50 es una percepción muy errónea. En todo caso servirán para criticar a esa vacuna, pero no al proceso de vacunación contra la polio que se extiende hasta nuestros días.

Lo de Massachusets es cierto, pero no debemos olvidar que hablamos todavía de la vacuna Salk, no de la Sabin que la perfeccionó. Sin embargo, aún con sus limitaciones: 
By the end of 1955, 10 million children in 5 countries had been vaccinated. By 1956, the number of polio cases in the United States had decreased to about 15 000, and by 1960 it had decreased to about 3000. Still, the inactivated vaccine was not as potent as hoped. In one 1959 analysis, it was shown that a number of children receiving the complete series of 3 Salk vaccine injections developed paralytic poliomyelitis.

A finales de 1955, 10 millones de niños en 5 países habían sido vacunados. En 1956, el número de casos de polio en los Estados Unidos se había reducido a alrededor de 15.000, y para 1960 había disminuido a alrededor de 3.000. Sin embargo, la vacuna no era tan potente como se esperaba. En un análisis de 1959, se demostró que un número de los niños que recibieron la serie completa de 3 inyecciones de la vacuna Salk desarrolló poliomielitis paralítica.


Aquí tenemos más información sobre la evolución del polio en EEUU desde la vacunación.

Con respecto a Río de Janeiro: Omiten mencionar que la vacuna Salk no llegó a ser aplicada a gran escala. Y omiten también este importante dato:

As vacinações sistemáticas contra a poliomielite foram introduzidas na rotina dos serviços de saúde pública do Brasil, em 1960, na cidade de Petrópolis (RJ). Nesse plano piloto, foi utilizada apenas a vacina monovalente, contendo o sorotipo 1, seguida de duas doses trivalentesvol. Tal esquema de vacinação não foi adotado posteriormente, preferindo-se usar apenas vacinas trivalentes. Os programas de imunização não tiveram, entretanto, a abrangência e a continuidade necessárias para o controle da doença, o que resultou na permanência da poliomielite como um importante problema de saúde pública no país (Meilman et alii, 1988).
As principais razões para esse fato foram a curta duração da validade da vacina, naquela ocasião  a qual necessitava ser aplicada dentro de uma semana após ser envasada , e a importação do produto não apenas por parte do governo federal como também, de maneira direta, por alguns estados, o que dificultava o controle adequado da qualidade de todas as vacinas adquiridas.

La vacunación sistemática contra la poliomielitis se introdujo en los servicios ordinarios de salud pública en Brasil en 1960, en la ciudad de Petrópolis (RJ). En este programa piloto se utilizó una única vacuna monovalente que contiene los serotipos 1, seguido por dos dosis trivalentesvol. Este esquema de vacunación no fue adoptado posteriormente, y se prefiere utilizar sólo las vacunas trivalentes. Los programas de inmunización no tuvieron, sin embargo, la magnitud y la continuidad necesaria para el control de la enfermedad, lo que dio lugar a la persistencia de la poliomielitis como un problema importante de salud pública en el país.
Las principales razones fueron la corta duración de la validez de la vacuna que en ese momento que debía ser aplicada dentro de una semana después de ser embotellado, y a la importación del producto no sólo por el gobierno federal, sino también , y de forma directa, por algunos estados, lo que dificultó el adecuado control de calidad de todas las vacunas adquiridas.

http://www.scielo.br/pdf/hcsm/v9n1/a02v9n1.pdf

En 1985 la CDC informó que el 87% de casos de polio que se presentaron entre 1973 y 1983 fueron causados por la vacuna, y más adelante declaró que todos, excepto unos pocos, eran causados por la vacuna. Jonas Salk, quien desarrolló la VIP testificó ante una subcomisión del Senado que todos los casos de polio desde 1961 habían sido causados por la vacuna oral. El Dr Samuel Katz de la Universidad de Duke considera que los 8 a 10 casos de polio que se presentan en EE.UU. anualmente son debidos a la vacuna, ya que el virus salvaje no está presente. En los niveles oficiales se dice que este es un"pequeño sacrificio humano por cada año". La NVIC sugiere que el número de "sacrificados" sería mucho mayor que el denunciada por la CDC.
Se considera que de 34 países con vacunación a virus vivo, en 24 se registró incremento de los casos de polio.
Otra vez, estos datos sacan de vista el notable declive de la enfermedad en todos estos años a partir de la implementación de las vacunas. Quisiera ver también esa lista de 24 países.

En síntesis, las vacunas contra la polio incrementan los casos, aún después de una declinación estabilizada, siendo la única causa de polio en los EE.UU.
VDPVs can cause outbreaks in countries where vaccine coverage with OPV is low. Long-term excretion can also occur in people with certain immunodeficiency disorders. Because OPV has not been used in the United States since 2000 and vaccine coverage with IPV is high, it is unlikely that any vaccine-derived poliovirus (VDPV) seen in the United States would become widespread.

Also, polio vaccination protects people against naturally occurring polioviruses and vaccine-derived polioviruses.

VDPVs [virus del polio derivado de la vacunación] pueden causar brotes en países donde la cobertura de vacunación con OPV [vacuna oral] es baja. Excreción a largo plazo también puede ocurrir en algunas personas con trastornos de inmunodeficiencia. Debido a que la OPV no se ha utilizado en los Estados Unidos desde 2000 y la cobertura de la vacuna IPV [intravenosa] es alto, es poco probable que un derivado de la vacuna antipoliomielítica (VDPV) visto en los Estados Unidos sea generalizado.


Además, la vacunación contra la poliomielitis protege a las personas contra los poliovirus de origen natural y los poliovirus derivados de la vacuna.



Mito 7
"Si un niño no tuvo reacción inmediata a la vacunación, no existe riesgo para él"
Existe una documentación confiable sobre los efectos adversos de las vacunas a largo plazo, tales como los trastornos crónicos a nivel inmunológico y neurológico como el autismo, hiperactividad y desórdenes de atención, dislexia, alergias, cáncer y otras condiciones, muchas de las cuales raramente existían antes de los programas masivos de vacunación. Las vacunas incluyen sustancias carcinogenéticas como el timerasol, fosfato de aluminio y formaldehído, el SV40 y los HTLV (virus linfotróficos).
El investigador Harris Coulter, luego de una extensa investigación concluye que la vacunación infantil puede "...causar una encefalitis de grado menor en los infantes en un porcentaje mucho mayor que el admitido por las autoridades sanitarias, en alrededor de 15-20% de los niños". El puntualiza que esta encefalitis puede generar daño cerebral mínimo y no tan mínimo, autismo, trastornos de aprendizaje, convulsiones, epilepsia, trastornos del sueño y del apetito, desórdenes sexuales, asma, muerte súbita (SMSI), diabetes, obesidad y trastornos del carácter como violencia impulsiva, todos trastornos que aquejan contemporáneamente a la sociedad. Nos recuerda que el "...toxoide del pertussis (coqueluche) es usado para generar encefalitis en animales de laboratorio" ("Vaccination, Social Violence and Criminality" Washington, 1991).
Un estudio realizado en Alemania encontró correlación entre las vacunaciones y 22 condiciones neurológicas, incluyendo déficit de atención y epilepsia. El dilema que se presenta es que los elementos incorporados con las vacunas aparte de estos efectos crónicos conocidos podrían generar otros trastornos desconocidos por el momento. Sobre todo teniendo en cuenta la rápida incorporación de nuevas vacunas que se producen por ingeniería genética.
En síntesis, los efectos a largo plazo de las vacunas han sido virtualmente ignorados, a despecho de la correlación con muchas condiciones crónicas" .
Especulación e informes hechos por pseudocientíficos de nula reputación. Pasaré este punto por alto.

Mito 8
"Las vacunas son legalmente impuestas y por lo tanto obligatorias"
Es importante saber que no todas las vacunas son obligatorias y por otro lado existen excepciones médicas a la administración de las mismas. Por ejemplo para el caso de niños con trastornos neurológicos o inmunológicos, o para quienes presentaron reacciones adversas a las vacunas. Podrían también presentarse excepciones de tipo religioso o filosófico.
De todas maneras sería recomendable que los cuerpos legislativos, tanto nacionales como provinciales revieran la obligatoriedad de las vacunas, dada la inefectividad y los posibles efectos adversos de las mismas.En mi criterio, y de acuerdo a las investigaciones relatadas sería mucho más prudente prohibir aquellas que están reconocidas como más riesgosas y recomendar en forma optativa las menos riesgosas.
En síntesis, no todas las vacunas son obligatorias y existen excepciones de tipo médico que pueden contraindicarlas.
Si la base para prohibir y recomendar como optativas las vacunas se basan en este informe creo que la vacunación obligatoria tendrá muchos años más de buena salud.

Mito 9
"Las vacunas son la única opción preventiva"
En principio es importante tener en cuenta que el germen no es el único elemento a considerar en una enfermedad infectocontagiosa. Es así que se debe tener presente el estado nutritivo, el medio psicoambiental, el tipo de vivienda y su saneamiento, el contacto con insectos o animales como ratas, pájaros, etc. Otros elementos interesantes son los factores "terrestres", gas argón, campo magnético terrestre, capa de ozono, etc.. Se ha visto por ejemplo, una coincidencia entre las epidemias y pandemias de gripe y las tormentas solares [28, 29,30].

No pienso gastar un segundo de mi tiempo en responder estas estupideces.
Estos factores no sólo pueden favorecer la aparición de una enfermedad infectocontagiosa, sino condicionar su evolución y el desencadenamiento de complicaciones.Fernand Delarue llega a la conclusión luego del estudio detallado de las epidemias por décadas (Salud e infección) que: "a igual nivel de vida, las enfermedades evolucionan en curvas paralelas tanto en países vacunados como en los que no lo están". "En ausencia de vacunación, las epidemias retroceden en todos los países donde se eleva el nivel de vida". "A pesar de las vacunaciones, las epidemias no experimentan regresión en los países donde las condiciones de higiene o el nivel de vida se lo impiden".

Sin embargo, la viruela no volvió a los países pobres, simplemente fue erradicada.

Por cierto ¿por qué en todo este compendio de mitos ni se insinuó la erradicación de la viruela?
Dentro de la medicina homeopática existen medicamentos que son capaces de prevenir algunas enfermedades infectocontagiosas. Por ejemplo para el cólera se han usado medicamentos para prevenirlo desde la época de Hahnemann hasta nuestros días. En plena epidemia de polio del año 50 ninguno de los que recibió el medicamento preventivo desarrolló la enfermedad. Por otra parte como el tratamiento homeopático en general mejora la resistencia y respuesta inmunológica, es excepcional la posibilidad de complicaciones frente a las enfermedades comunes de la infancia. Otro de los aspectos positivos de esta medicina es la de revertir en algunos enfermos los efectos adversos de las vacunas.
En síntesis, las vacunas no implican ninguna prevención segura. En las enfermedades infectocontagiosas están involucrados otros factores. La medicina homeopática ha demostrado tener remedios preventivos eficaces.
Claro, para criticar a las vacunas "leen" informes de la CDC, la OMS y de revistas médicas, pero para afirmar la efectividad homeopática solo basta con afirmarlo.

¿Dicen que la homeopatía "ha demostrado tener remedios preventivos eficaces"? Bien MUESTREN ESAS PRUEBAS.

Mito 10
"Los funcionarios de salud pública ponen a la salud por encima de todo"
Muchos médicos, incluidos funcionarios sanitarios, conocen los datos expuestos, sin embargo hay una actitud negadora de esa realidad.
La médica canadiense Guyslaine Lanctôt, autora del best-seller "Medical Mafia" afirma: "Las autoridades médicas son mentirosas. La vacunación ha sido un desastre para el sistema inmune. Ella causa un gran número de enfermedades. Estamos ahora cambiando nuestro código genético a través de la vacunación...de aquí a 10 años nosotros sabremos que el mayor crimen contra la humanidad fueron las vacunas".

Viera Scheibner, luego de un exhaustivo estudio de la literatura médica sobre las vacunaciones concluye que: "no hay evidencia sobre la habilidad de las vacunas para prevenir alguna enfermedad. Todo lo contrario, hay una abundancia de evidencias que ellas causan serios efectos colaterales".
Sobre Viera Schneiber: A great number of doctors, scientists, legal professionals and other critics have questioned her qualifications, research abilities, and honesty.

Un gran número de doctores, científicos, profesionales legales y otros críticos han cuestionado sus calificaciones, capacidades investigativas y honestidad.

Aquí una interesante refutación a sus ideas (pág 18).

Desgraciadamente se están desarrollando una serie de vacunas con biotecnología transgénica para incorporarlas en distintos alimentos. No hay que tener ningún conocimiento biológico para darse cuenta del riesgo que ello implica.
Yo no veo el riesgo. En este sitio hay abundante información.

Ante estos "avances" todavía no ha habido ninguna advertencia de la "medicina oficial" sobre los peligros implícitos de esta tecnología.
En síntesis, hay una actitud negadora de los funcionarios de salud pública frente al riesgo para la salud psicofísica que conlleva la aplicación de las vacunas.
Yo diría que la actitud negadora viene de parte de estos pseudomédicos de poca monta que no tienen nada mejor que hacer que tratar de convencer a los padres para que pongan en riesgo la vida de sus hijos.



Conclusiones:
_Toda la evidencia científica coincide en señalar la efectividad de las vacunas para prevenir enfermedades y en consecuencia hacerles reducir su riesgo y en algunos casos llevarlas a su erradicación.
_Los argumentos de los anti-vacuna son informes sesgados, datos anacrónicos, casos puntuales que lejos están de la regla general, conclusiones apresuradas y, en algunos casos, mentiras totales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario